viernes, 21 de octubre de 2011

La vida inútil de Pito Pérez




 Manuel Medel
En 1969, filmamos la tercera película sobre la novela “La vida inútil de Pito Pérez”, de José Rubén Romero, escritor que naciera en Cotija de la Paz, Michoacán, el 25 de septiembre de 1890 y muriera en la Ciudad de México, el 4 de julio de 1952.

El personaje de Pito Pérez es un hombre de gran ingenio, como lo demuestra en todas y cada una de sus reflexiones, en la forma en que critica al juez que lo encierra cuando no puede pagar diez pesos de multa, o como califica a los políticos diciendo que la profesión de déspota es más fácil que la de médico. Como describe la arrogancia de los ministros ante los hombres que no tienen cargo y su servilismo ante la presencia de un hombre tan igual a ellos como un presidente.
La familia de Pito Pérez se compone de numerosas hermanas y sus hermanos Joaquín, el clérigo y Francisco el abogado, uno para salvar las almas de su familia y otro para salvarlos de los hombres. Para él no hubo una carrera. Su familia está loca, nos confiesa, pero de una locura muy cuestionable para el propio Pito, ya que se le hace más honesto ser como ellos, que ser un hipócrita como la sociedad que los rodea y los critica. Pito Pérez anda sucio, borracho y con la ropa hecha jirones. A pesar de que posee gran inteligencia, su mayor orgullo es usarla para proporcionarse el trago de forma gratuita, como se narra en más de una ocasión. El declara haber perdido el pudor a causa del vicio de la bebida. Jesús Pérez Gaona nació y creció, en Santa Clara del Cobre, Michoacán; hijo de doña Herlinda, una buena mujer que lo sacrificó quitándole el pecho para dar de comer a otro niño huérfano, por ello Pito Pérez creció débil y enfermo. Pito Pérez nunca tubo juguetes, en la niñez se labró una flauta de carrizo, de la que, a fuerza de tocar, se ganó a pulso su apodo, “Pito”.
Su madre, para él eligió la profesión de acólito, mezcla de cura y abogado. Pito Pérez cumplía tan bien sus funciones que todos lo admiraban. Ahí conoció a un pícaro mal llamado “San Dimas” que lo convenció de robarse las limosnas, con tal tino que cuando lo hizo y le entregó el dinero, éste se lo quedó y Pito Pérez pagó las culpas. Así sale a ganarse la vida y vagar por el mundo.
  
Hubiera preferido trabajar en cualquiera de las otras dos versiones, aunque la mejor, por mucho, fue la protagonizada por Manuel Medel en 1943, bajo la dirección de Miguel Contreras Torres, con:
Katy Jurado, Arturo Soto Rangel, Lupita Torrentera, Conchita Gentil Arcos y Manuel Dondé entre otros.

Manuel Medel Ruiz nació el 5 de enero de 1906 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León y falleció el 14 de marzo de 1997, en la Ciudad de México. Formó un dueto cómico con Mario Moreno, "Cantinflas" en los inicios de la carrera de este último.
Sus padres fueron el actor Félix Medel y la cantante de ópera Concepción Ruíz.
Manuel Medel inició su carrera actoral en las carpas. Durante esas actuaciones se volvió popular con su personaje "Don Mamerto", en la década de los 20s. Durante la primera mitad de la siguiente década, participó en la comedia musical “El Quelite”. Además, colaboró con la XEW donde realizó los programas “Los Medelarios” y “Medel en el corazón de la Jungla”, este último, al lado de Pedro de Lille.
Manuel Medel participó en unas 40 películas. Protagonizó con Cantinflas algunos filmes famosos a finales de los años 30.
La insoportable Katy Jurado



 Lupita fue esposa del inolvidable Pedro Infante



 Manuel Dondé, siempre en papeles de “maldito”.

En cierta ocasión allá por el año de 1964, estaba yo en la Secretaría de Estadística y Organización, que es la encargada, entre otras cosas, de la entrega de credenciales y cambios de calidad de los socios de la Asociación Nacional de Actores, cuando entró la Sra. Jurado y le pidió su credencial a uno de los empleados. El empleado, buscando la credencial le dijo: “Honoraria, supongo”. La señora no hizo ningún comentario. Le entregaron su credencial y salió. Después me enteré que la señora Jurado se había quejado con el entonces Secretario General, Jaime Fernández, porque el comentario del empleado la había ofendido.
En la ANDA, al llegar a 25 años de actividad como actor, se es merecedor a la credencial de “Honorario”, lo que quiere decir que ya tiene todos los derechos de por vida, trabaje o no. Es decir, médico, hospital, casa del actor en su caso, velorio y entierro. En muchos casos, cuando el actor comienza su carrera a edad temprana, puede merecer la credencial de Honorario siendo joven. Es por esto que no es raro que se pregunte a una socia qué calidad de credencial le toca. Nunca supe si se quejó porque la vio muy vieja el empleado o porque el mismo debería suponer que era una credencial de Honoraria. El Sr. Jaime Fernández, apenas y lo comentó con el entonces titular de la Secretaría de Estadística y Organización, sin darle mucha importancia al suceso. Ese fue un verdadero líder.

A principio de los 90s, la Sra. Jurado regresó a México a radicar definitivamente y solicitó se hiciera un estudio de cotizaciones para recibir su credencial de Honoraria. Hecho el estudio, se comprobó que no podía ser Honoraria, cosa lógica, pues la mayor parte de su vida artística, si no toda, la había hecho en EEUU. Un pusilánime Julio Alemán, entonces Secretario General, ante la amenaza de la Sra. Jurado, de hacer un escándalo mediático, porque la ANDA “no la reconocía por sus méritos y por poner en alto el nombre de México en Hollywood” le concedió la credencial de Honoraria.
Por fortuna para la ANDA, la Sra. no utilizó los servicios de la ANDA, pues tenía seguros médicos y gastos funerarios cubiertos.
En general, la señora Jurado fue poco apreciada en el medio artístico nacional, porque como se decía en mis lejanas juventudes, “se creía la muy muy”.

La segunda versión de Pito Pérez, fue la protagonizada por Germán Valdés, “Tin Tan” en 1957 y las actuaciones de Annabelle Gutiérrez, Andrés Soler, Consuelo Guerrero de Luna, Ramón Valdés, Lupe Inclán, Eduardo Alcaráz, Marcelo Chávez entre muchos otros. La adaptación fue de Fernando de Fuentes, y dirigida por Juan Bustillo Oro.
 Tin Tan






Don Germán Valdés, “Tin Tan”, siempre fue eso, “Tin Tan”, así que no podía retratar al personaje maravilloso creado por Don José Rubén Romero.

La tercera “La vida inútil de Pito Pérez” fue una producción de 1969 de Cesar Santos Galindo y Roberto Gavaldón, que también la dirigió, en una adaptación de Edmundo Báez y Roberto Gavaldón, con fotografía de Alex Philips Jr.
Intérpretes: Ignacio López Tarso, Lucha Villa, Lilia Prado, Lupita Ferrer, Carmen Salinas, Eleazar García “Chelelo”, Pancho Córdova, Enrique Lucero, Alfonso Arau, Virma González, Alejandra Meyer, Mario Alberto Rodríguez, Delia Magaña, Víctor Alcocer, y Jorge Fegan entre otros.


La incomparable Lucha

 Lilia Prado fue famosa por sus espléndidas piernas.

Encontré en la web esta preciosa 
caricatura de Don Pancho Córdoba

 Víctor Alcocer, dueño de una estupenda voz, doblaba al idioma español a Telly Savalas en la serie Kojak


Este Fegan, en una ocasión que estábamos en el comedor de estudios Churubusco (Q.E.P.D.) ante la presunción del Sr. Víctor Junco, que estaba ya bastante entrado en años, de que todos los días le llevaba una rosa roja a su novia, le preguntó: ¿A qué panteón se las llevas?

A pesar de la cuantiosa inversión (la película más cara de la época) y de la fotografía de Alex Phillips Jr., la película decepcionó. Solo duró nueve semanas en cartelera.
El Sr. López Tarso, con su forma de hablar, no está hecho para representar a personajes de bajo nivel cultural. Solamente en una película, representando a un humilde estuvo bien: “El hombre de papel”, porque el personaje era mudo.
  
Para terminar con el tema, les publico el

Testamento de Pito Pérez
de José Rubén Romero

Lego a la Humanidad todo el caudal de mi amargura.
Para los ricos, sedientos de oro, dejo la mierda de mi vida.
Para los pobres, por cobardes, mi desprecio, porque no se alzan y lo toman todo en un arranque de suprema justicia. ¡Miserables esclavos de una iglesia que les predica resignación y de un gobierno que les pide sumisión, sin darles nada en cambio!
No creí en nadie. No respeté a nadie. ¿Por qué? Porque nadie creyó en mí, porque nadie me respetó. Solamente los tontos o los enamorados se entregan sin condición.
¡Libertad, Igualdad, Fraternidad! ¡Qué farsa más ridícula! A la Libertad la asesinan todos los que ejercen algún mando; la Igualdad la destruyen con el dinero, y la Fraternidad muere a manos de nuestro despiadado egoísmo.
Esclavos miserables, si todavía alientan alguna esperanza, no se paren a escuchar la voz de los apóstoles: su ideal es subir y permanecer en lo alto, aun aplastando tu cabeza. “Si Jesús no quiso renunciar a ser Dios, ¿qué puedes esperar de los hombres?…
¡Humanidad, te conozco; he sido una de tus victimas! “De niño, me robaste la escuela para que mis hermanos tuvieran profesión; de joven, me quitaste el amor, y en la edad madura, la fe y la confianza en mí mismo. ¡Hasta de mi nombre me despojaste para convertirlo en un apodo estrafalario y mezquino: Hilo Lacre!
Dije mis palabras, y otros las hicieron correr por suyas; hice algún bien, y otros recibieron el premio.
No pocas veces sufrí castigo por delitos ajenos.
Tuve amigos que me buscaron en sus días de hambre, y me desconocieron en sus horas de abundancia.
Cercáronme las gentes, como a un payaso, para que las hiciera reír con el relato de mis aventuras, ¡pero nunca enjugaron una sola de mis lagrimas!
Humanidad, yo te robe unas monedas; hice burla de ti, y mis vicios te escarnecieron. No me arrepiento, y al morir, quisiera tener fuerzas para escupirte en la faz todo mi desprecio.
Fui un Pito Pérez: ¡una sombra que paso sin comer, de cárcel en cárcel! Hilo Lacre: ¡un dolor hecho alegría de campanas!
Fui un borracho: ¡Nadie! Una verdad en pie: ¡Qué locura! Y caminando en la otra acera, enfrente de mí, paseó la Honestidad con su decoro y la Cordura y su Prudencia. El pleito ha sido desigual, lo comprendo; pero del coraje de los humildes surgirá un día el terremoto, y entonces, no quedará piedra sobre piedra.
¡Humanidad, pronto cobraré lo que me debes!

Final Sabroso
Cochinita Pibil
Adobo:
10 dientes de ajo crudo
15 hojas de orégano
1 cucharadita de cominos
1 cucharadita de semilla de cilantro
2 clavos grandes o cuatro chicos
2 cucharadas rebozadas de achiote
1 cucharada de pimienta de castilla
2 pimientas de Tabasco (Pimienta Gorda)
1 rajita de canela
Media naranja agria
1 cucharadita de sal

Se mezclan todos los ingredientes y se muelen muy finos y muy espesos. Se hacen tortas pequeñas y se dejan secar. Se guardan para su uso posterior.
En algunos países, se puede encontrar la pasta ya elaborada de este recado.

Para un Kg. de Carne:
1 Kg. de cabeza de lomo de puerco. (Puede ser de otra parte del puerco, incluso manitas)
El puerco se corta en trozos de unos 2 centímetros cuadrados.
Se deslíe un cubito de 1 centímetro cuadrado de la pasta de adobo en un poco de naranja agria y se unta la carne con el adobo. Se deja reposar.
La olla se cubre por dentro con hoja de plátano. Se pone la carne y se cubre con hoja de plátano. Se pone un poco de agua y se enciende el fuego, hasta que la carne se cueza.

NOTA DEL TRADUCTOR. (DEL YUCATECO AL ESPAÑOL)
La naranja agria, no es una naranja verde. Es una naranja diferente que es sumamente agria. Se puede igualar, si no se consigue con una mezcla de naranja común, vinagre y limón.
   
Gracias Google, Wikipedia 
y Biografías del Ayer de Luis Roberto.

 Respetuosamente,

El abuelo Febo


xocdzib@yahoo.com






4 comentarios:

  1. Si bien es cierto que la pelicula (Pito Pérez) de Manuel Medel es la mas apegada al libro de Rubén Romero y que Medel -excelente actor- será siempre recordado por su actuación ern esta pelicula, difiero con Usted en su comentario respecto a Germán Valdéz en su actuación como Pito Pérez "Tin Tan siempre fue Tin Tan y por ende no podía retratar al personake maravilloso.." la actuación de Tin Tán en esta pelicula es excelente y sorprendente y nos hace ver que si bien Tin Tan fue un excelente comediante, seguramente hubiese logrado más y muy buenas actuaciones si le hubiesen dado papeles con mayor exigencia dramática. Los directores prefirieron seguir explotando su talento cómico y nos privaron de más actuaciones como esta que brindó en Pito Pérez. la película protagonizada por Don Germán no se apega totalmente al libro pues como su nombre lo indica son "Las Aventuras de Pito Perez" y hacen una selección de alguons pasajes de la obra literaria pero aún así no deja de ser muy buena pelicula. Volviendo a la actuación de Tin Tan, es tan buena que es mejor Pito pérez que Medel, logra ser muy cómico en los momentos de comedia y muy dramático en los momentos que la película lo exige y por cierto cuando Tin Tan en la película interpreta el presente del vagabundo su actuación cambia radicalmente, deja de ser el Tin tan que todos conocemos para convertirse en un actor distinto, muy bueno, que incluso cambia la modulación y tono de su voz logrando una profundidad en la amargura del vagabundo michoacano que no logran otras actuaciones, conmueve si que nos cause lastima y nos gana. Por cierto, parte de este Tin tan podemos verlo en una escena de "El Hombre Inquieto" cuando confiesa la verdad a Joaquín Pardavé o en la escena del templo en "El Vagabundo" y otra prueba más de su capacidad actoral que lograba matices diversos la podemos constatar en "El Duende y Yo" donde interpreta a un hombre apocado y demasiado modesto (nada que ver con el Tin Tan viváz y locuaz de la mayoría de sus peliculas). Medel en cambio siempre fue Medel, Salvo en la película "Así es mi tierra", pareciera que está uno viendo actuar al Medel de Pito Perez en todas sus peliculas, y aún así esto no le quita su tremenda calidad actoral.

    ResponderEliminar
  2. Excelente comentario. Soy un venezolano que ha crecido viendo estas joyas antiquísimas de la filmografía mexicana, y que, particularmente a Tin tan he admirado ampliamente, más en este papel, en el que, la primera vez que vi me impactó. Yo acostumbrado a sus comedias quede gratamente impresionado.

    ResponderEliminar
  3. Excelente comentario. Soy un venezolano que ha crecido viendo estas joyas antiquísimas de la filmografía mexicana, y que, particularmente a Tin tan he admirado ampliamente, más en este papel, en el que, la primera vez que vi me impactó. Yo acostumbrado a sus comedias quede gratamente impresionado.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con el comentario anterior, con todo respeto a Manuel Medel, la pelicula protagonizada por Tin Tan es simplemente maravillosa.

    ResponderEliminar